¿Cómo saber si eres adicto al juego? Es su única oportunidad de dar un giro a su vida para mejor.

Si no está seguro de si es adicto al juego o no, lo mejor que puede hacer es no apostar ni jugar ninguna cantidad de dinero y, sobre todo, si tiene otros problemas importantes que pueden afectar o no a sus hábitos de apuesta. Si usted es un jugador problemático, la búsqueda de ayuda para su adicción es una necesidad. Esto puede o no ayudar a su adicción al juego, pero es su única oportunidad de dar un giro a su vida para mejor.

No hay formas rápidas y fáciles de saber si eres adicto a las apuestas. Incluso si nunca has podido apostar en deportes o carreras de caballos, probablemente conozcas a alguien que lo sea. La forma rápida y fácil de saber si eres adicto es investigar un poco y averiguar cuáles son tus opciones. El siguiente paso sería seguir informándose sobre la adicción al juego y darse cuenta de que se trata de un problema que puede causar daños psicológicos y físicos.

La única manera de sentirse seguro al apostar es tener tus propios picks deportivos.

  • Estos picks serían lo único que tendrías y podrías tomar tus propias decisiones basadas en tus conocimientos y no sólo en tus emociones. De esta manera, podrías tener la libertad de tomar tus propias decisiones sin decirle a nadie dónde vas a poner tu dinero. Esto es todo lo contrario de lo que hace la mayoría de la gente. Dejan que otro haga las apuestas por ellos, lo que suele acabar en pérdidas.
  • No hay garantía de que vayas a ganar apuestas cada vez, sin embargo, si estás haciendo tus propios picks es menos probable que tengas una temporada de pérdidas. Como estás haciendo tus picks por tu cuenta, puedes decirte a ti mismo que probablemente perderás algunas apuestas y ya está. Estás cambiando tu enfoque de puramente apostar a apostar por tus propios picks.
  • La selección de pensiones es un tipo especial de apuesta que la mayoría de la gente no tiene ni idea de cómo jugar. Cuando apuestas a la final four o al trofeo Heisman, no sólo estás apostando por tu equipo favorito, sino que estás apostando por una certeza matemática. Esto significa que si haces tus picks correctamente, ganas. A diferencia de lo que ocurre en los juegos de cartas o en las máquinas tragaperras, si apuestas a la Final Four o al Trofeo Heisman, las probabilidades te acompañan.
  • Si eres un aficionado al fútbol o al baloncesto, puedes hacer apuestas inteligentes basadas en tu conocimiento y análisis de los equipos. Como conoces a los equipos, puedes incluso hacer pronósticos desde el principio de la temporada. Utilizas tus conocimientos como aficionado para hacer las mejores apuestas. Si apuestas con la cabeza, te sentirás más seguro con un programa de apuestas completo, que estará preparado para ofrecerte picks bien informados si buscas información para facilitar tus decisiones de apuestas.

Cuantas más apuestas hagas, más difícil será ganar alguna de ellas.

No hay garantía de que vayas a ganar apuestas, pero mientras hagas tus propios picks, estarás tomando las mejores decisiones que puedas hacer con tu dinero. La mejor manera de ganar apuestas es invertir lo que tienes y alejarte del error más común que comete la gente: apostar en demasiados partidos.

Hay demasiados partidos en la NFL durante la temporada como para hacer apuestas con cierta consistencia, como el número de apuestas rojinegras en el fútbol americano o el número de apuestas de primer down en el baloncesto, la apuesta de over-under en el fútbol americano, o el hecho de que los Miami Heat o los Golden State Warriors ganen o no sus partidos. Si puede apostar objetivamente en estos partidos, al final de la temporada, tendrá mucho dinero para apostar durante la temporada con esta simple regla en mente: apueste menos del 20% de los partidos durante toda la temporada.

Una vez que establezca una estrategia de apuestas para la temporada, tendrá que idear un sistema de apuestas para ganarlas constantemente. El problema es que una vez que tengas tu sistema, tendrás que apostar de forma constante para ganar apuestas y que tu sistema no te falle cada vez. Por eso es necesario apostar sólo a unos pocos partidos.

Una vez que se gana en el juego, el sistema está establecido. Pierdes o ganas dependiendo del método que hayas utilizado durante la apuesta. Desgraciadamente, no mucha gente es capaz de apostar para salir de un agujero, perdiendo las apuestas en el ámbito de su propia imprevisibilidad.